p10_U5qhxyQA

 

Biomagnetismo: terapia que podría curar Sida y Cáncer PDF Imprimir E-Mail
EL CIUDADANO
LUNES, 22 DE FEBRERO DE 2010
El biomagnetismo nació en 1988 de la mano del Dr. Isaac Goiz Durán, médico y fisioterapeuta, y consiste en la utilización de imanes, situados en distintos puntos del cuerpo, para curar enfermedades detonadas por diversos microorganismos.El doctor se basó en los estudios del médico Richard Behrensmeyer, quien asegura que es capaz de detectar las fluctuaciones del Potencial de Hidrógeno(PH) en el organismo, a través de campos magnéticos.En base a esta aplicación, Goiz detectó que el cuerpo humano alberga -en lugares específicos-, microorganismos que son capaces de causar enfermedades. Para poder neutralizarlos comenzó a utilizar imanes.“Eso es lo que yo descubrí: un código patógeno”. Esto es, un código que puede identificar virus, bacterias, hongos, parásitos, toxinas o disfunciones”, y eliminarlos con campos magnéticos. Este método lo denominó par biomagnético.Actualmente, el biomagnetismo se utiliza en todo el mundo y  ya se han formado más de 7 mil terapeutas. En el caso de Chile, Francisco Mena, director del Centro Doctor Goiz en Santiago señala: “Estamos felices porque ya somos 1.500 terapeutas, desde Iquique hasta Punta Arenas”.Sobre los resultados obtenidos en el tratamiento de pacientes, se realizó un experimento  del 14 al 17 de mayo de 2009 en un total de 200 personas encabezado por el Dr. Raymond Hilu, del Intituto Hilu (en Marbella, Barcelona), quien decidió asumir el desafío de Goiz de probar el tratamiento.“Se trata de una de las terapias más eficaces con las que me he cruzado en todos los años que llevo de praxis médica.  Lo más sorprendente es su sencillez. Y su principal ventaja que carece de efectos secundarios”, señaló el médico del laboratorio especializado a la revista española Discovey Salud.

“El SIDA ES CURABLE”

Según la estadísticas de 2008 de la Organización Mundial de la Salud(OMS),  2,1 millones de personas mueren al año producto del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida(SIDA), y un total de 33,4 millones viven actualmente con el virus en todo el mundo. De ese total, más de 26 millones viven en el continente africano.Esta enfermedad fue materia de estudio del biomagnetismo, que según el padre de la técnica, el Dr. Goiz, “es curable”. Justamente su primer paciente fue un portador de Sida que estaba desahuciado por el sistema de salud tradicional.El médico revisó con imanes al paciente y encontró que en el esternón había un foco energético alcalino y en en el recto encontró un núcleo acidótico.“Entonces no pensando como médico, si no que como físico dije: si en un lugar hay alcalinidad y en otro acidez, empujo las cargas,  ¿y si se neutralizan? Y funcionó, y se curó por primera vez un paciente con VIH-Sida”, afirmó Goiz.Según el doctor, el cuerpo humano sano se mantiene en un ph neutro. Pero cuando entra algún virus, hongo o bacteria;  el ph se distorsiona en dos sentidos: En un foco asidótico y otro alcalino, “eso es lo que soporta al microorganismo que causa la patología”, precisa el médico.En definitiva, lo que el Dr. Goiz  descubrió es que un virus o una bacteria que entra al organismo, se sitúa en un punto específico, y ahí se comienza a reproducir. Cuando madura, produce síntomas; y eso es lo que ven los médicos, pero ignoran el origen de ese fenómeno.Francisco Mena, quien está a la cabeza del Centro Doctor Goiz en Santiago, señaló que también sanó a una paciente con Sida, cuando se desempeñaba como terapeuta en Ecuador.  “Llegó a mi consulta con VIH terminal, lo traté y se sanó, y vino con la novedad a Chile que el Sida es curable”.Naturalmente este descubrimiento generó una gran controversia. Ante esto el Dr. Goiz afirma que la medicina confunde los términos al analizar la enfermedad, ya que se habla  del VIH, la inmunodeficiencia, y el Sida como si fueran lo mismo.Según Goiz “el VIH es un virus patógeno ubicado en el recto(por eso no lo han descubierto), y que tiene una bacteria llamada etcherichacoli, que lo complementa y se instala en el timo(esternón), y lo degenera”. Así se provocaría la enfermedad.Siempre que hay un virus, se presenta una bacteria que lo activa. “Existe una bacteria que le hace resonancia y que le fabrica la mucoproteína que envuelve al virus y lo hace patógeno”, constata el doctor.  En el caso del Sida,  el virus es el VIH y la  bacteria, la etcherichacoli.

dr

INTERESES ECONÓMICOS

El Dr. Isaac Goiz asegura que desde que comenzó a sanar el Sida, se inició una investigación clínica, pero además una “tragedia”. Porque cuando señaló a las autoridades sanitarias mexicanas que el Sida era curable -pues ya tenía 18 pacientes sanados-, “me dijeron estás loco, eso no puede ser”, lamenta el terapeuta.“Pasaron lo años y yo seguía curando, ya no sólo Sida, sino que Tuberculosis, Sífilis Gonorrea, Clamidia, y una serie de patologías sin necesidad de medicamentos, protocolos o estudios costosos, si no que mediante la utilización de campos magnéticos ubicados en puntos específicos”.El médico afirmó que se acercó a las autoridades sanitarias mexicanas de gobierno para comunicar su descubrimiento y  que lo pudiesen investigar más a fondo. Pero  reclama que en esa instancia “simplemente me rechazaron, nunca me contestaron”.No obstante en 1993, Goiz junto a un médico que se interesó en el tema editaron el libro El Sida es curable. “Pero desde la Secretaría de Salud de México llegó un escrito que me prohibió la edición del libro”, acusó el especialista.Sin embargo, en Ecuador el año 2008, apoyado por el Ministerio de Salud, la Universidad de Loja  y el Ministerio del Deporte, el libro se publicó. “Ellos me dieron el aval para publicar el libro, porque el Sida es curable”, enfatiza Goiz.Para explicar el porqué del bloqueo de la información que esta terapia está entregando al mundo de la salud, Goiz cree que si esta terapia se implementara “se acaba el negocio de las farmacéuticas. No importa si se sana o no el paciente, lo importante es que cueste”.Es más Goiz acusa que el 22 de septiembre de 1995, en una reunión en la Organización Mundial de la Salud y en presencia de 24 laboratorios lo desacreditaron por presiones económicas. “Cuando yo expuse mi tema me dijeron: ¡cuidado¡, si su sistema no cuesta, no sirve”, declaró el médico.Para Francisco Mena, el Sida se utilizó para que las farmacéuticas hicieran un negocio, porque tanto el Dr. Robert Gallo como el Dr. Luc Montagnier- investigadores sobre el virus del VIH-, “jamás encontraron el virus. Sin embargo, de todas maneras comenzó la venta de los antirretrovirales”, destacó. Justamente el Dr. Stefan Lanka, biólogo molecular y doctorado en virología de la Universidad de Constanza, solicitó que le demostraran la existencia del virus del Sida. Porque no niega que exista la inmunodeficiencia o el Sida, pero nunca el VIH ha sido identificado científicamente.“El VIH no ha sido nunca aislado y las cuatro fotografías básicas para demostrar su existencia –el virus infectando células, el virus solo, sus proteínas y su ácido nucleico- no han sido nunca publicadas. Lo que han presentado son fotografías de partículas intracelulares, pero no el virus”, aseguró el virólogo. Debido a la gran mortandad que sigue teniendo el Sida en Sudáfrica, el país dejó de comprar antirretrovirales porque no había avances en el combate del flagelo. “Las farmacéuticas demandaron al gobierno Sudáfrica, pero la perdieron porque no pudieron comprobar que el virus existe”, comentó el Dr. Goiz.

“CURAR Y CALLAR”

En la actualidad existen 3 libros publicados sobre biomagnetismo: El Par Biomagnético El fenómeno Tumoral, El Sida es curable; 172 tesinas publicadas por la Universidad Autónoma Chapingo de Ecuador, y cerca de 6 volúmenes con estudios de casos que avalan esta técnica.No obstante, grandes instituciones no se han pronunciado sobre los beneficios de esta terapia.“Tienen toda la información la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud, la Rockefeller Fundation y El ministerio de Salud de México”, aseguró Goiz.“Más aún, el Subsecretario de Salud mexicano al recibir información sobre el tema señaló “no tengo tiempo de leer eso”, dando cuenta del nulo interés en analizar el tratamiento.De acuerdo al testimonio entregado por Francisco Mena, quien está cargo del Centro del médico en Santiago, cuando el doctor dio cuenta del descubrimiento del par biomagnético a las autoridades, “fue amenazado de muerte”.El Dr. Goiz, afirma que su terapia está “en contra de un Sistema que nos puede apabullar”. Asegura haber recibido una represión brutal: “me dijeron, si usted continúa, su familia no amanece”.En el caso de Chile, Goiz también entregó antecedentes a nuestras autoridades para dar cuenta de los beneficios del biomagnetismo. Según lo que comenta Mena “el Dr. Goiz mandó una carta al presidente Ricardo Lagos, pero no tuvo ninguna respuesta”.Durante el gobierno de Michelle Bachelet, también habría insistido, sobre todo cuestionando el Plan Auge, en orden a que el biomagnetismo era una alternativa de sanación, pero “tampoco hubo ninguna respuesta”, criticó Mena.Después de 20 años de aplicar el biomagnetismo a la salud, y pese a las amenazas y falta de reconocimiento de algunos gobiernos e instituciones, el Dr. Goiz ha impartido una filosofía entre sus terapeutas y a favor del paciente: “Curar y Callar”.

Por Francisco Luna Solar

About these ads
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s